Millete – Regulación

Regulación

Colombia se posiciona como líder de innovación financiera y tecnológica en América Latina, siguiendo los referentes mundiales en fintech, una industria que gracias a la tecnología, cambió la forma de ofrecer productos y servicios financieros.

Las autoridades trabajan para generar un entorno seguro y controlado, que ayude a que este sector siga creciendo y potenciando el desarrollo que requiere en el país. 

Esta industria regulada, genera tranquilidad y seguridad para los clientes en un país que ha sufrido numerosos fenómenos de captación ilegal de dinero.

La Superintendencia Financiera permite que algunas fintech experimenten de la mano de entidades vigiladas, usando el sandbox regulatorio.

El sandbox, es el campo de pruebas para nuevos modelos de negocio que aún no están protegidos por una regulación vigente, supervisados por las instituciones regulatorias. Además, es una herramienta que busca promover la innovación financiera para mejorar y ampliar la oferta de servicios facilitando el acceso a los colombianos a estos productos de manera eficiente, ágil y segura.

El Gobierno Colombiano expidió el decreto 1234 de 2020, que hace referencia a las actividades de innovación financiera. Este decreto es pionero respecto a diferentes esquemas a nivel mundial, ya que en cuanto a reglamentación de la Unidad de Regulación Financiera –URF, recopila aspectos relacionados con el Sandbox regulatorio, no solo para las entidades nuevas, sino que va a poder testear también modelos innovadores para entidades ya constituidas y bajo la vigilancia de la Superintendencia Financiera.

El Decreto 1234, permitirá que Colombia tenga un esquema de licenciamiento fintech que combina:

  • Prueba de una idea innovadora.
  • Definición de requerimientos.
  • Otorgar una licencia fintech temporal.

Desde la Superintendencia financiera, se ha resaltado el camino regulatorio y habilitante que se ha trazado para la innovación financiera y tecnológica, así como a los criterios que se han implementado a nivel internacional para para abordar el licenciamiento Fintech.

Es así, como desde la Presidencia y el Congreso se han aprobado leyes como:

Los Ministerios también han jugado un papel fundamental en el camino de la regulación de las fintech, estudiando y aprobando decretos.

La Superintendencia financiera ha expedido circulares de carácter normativo, para continuar con el camino regulatorio de esta nueva industria.